Tu mascota te ayuda a combatir el sendentarismo

17:50 Lady Fitness 1 Comments


Uno de los grandes males de nuestra sociedad es que cada vez somos más sedentarios: nos movemos menos, cogemos el coche o el transporte público para ir a cualquier sitio por cerca que esté, cambiamos las horas de paseo o ejercicio por horas de televisión... Esto, sumado a una mala alimentación, puede dar lugar a problemas graves como la obesidad o el sobrepeso y algunas patologías relacionadas con ellos (hipertensión, enfermedades cardíacas, diabetes, etc).

Yo no soy una persona sedentaria, pero sí ha habido un hecho en mi vida que me ha hecho moverme mucho más en mi día a día: desde que adopté a Kira, una mestiza de podenco y galgo, el pasado mes de enero, me muevo mucho más. Camino más en mi día a día, juego con ella en el parque, salimos a correr juntas... Y es que tu mascota puede ser tu gran aliada a la hora de vencer al sedentarismo.

Pasear por la mañana con tu perro

Si tienes un perro en casa, tienes una oportunidad de oro para hacerle frente al sedentarismo. Si en tu casa vivís varias personas, conviértete en el encargado de sacar a tu perro a pasear por la mañana: comenzar el día con un paseo con tu mascota hará que comiences a moverte desde primera hora, te dará más energía y hará que te enfrentes a tus obligaciones de otra manera. No te limites a salir, que haga sus necesidades y volver a casa inmediatamente: la primera hora de la mañana es perfecta para dar un paseo un poco más largo, con menos gente por la calle y disfrutado del silencio. ¡Comienza la mañana moviéndote con tu mejor amigo!

Las caminatas a paso tranquilo nos benefician mucho a nivel cardiovascular, ya que activan nuestra circulación, y además te ayudarán a tonificar la musculara de tu tren inferior, a mejorar tu densidad ósea y mejora la salud de tus articulaciones. Si además sales por una zona verde como un parque, podrás respirar aire más puro, beneficiándose tus pulmones de esta inyección de naturaleza.

Los juegos con tu perro: ¡muévete!


A tu perro le gusta jugar contigo: no solo quiere que le lances la pelota desde el sofá, sino que le gusta que participes igual que él o ella en sus diversiones. Jugar en el parque, cuando esté permitido soltar a los perros (en Madrid es a partir de las 19:00 en invierno, y a partir de las 20:00 en verano), es una de las actividades más divertidas que puedes hacer con tu mascota. 

Haz que cada día sea diferente y no te limites siempre a lo mismo. Aunque a ellos les encanta traerte la pelota cada vez que se la lanzas, también puedes interactuar con tu perro de otras maneras: persigue a tu perro como si estuvierais jugando a polis y cacos y que luego te persiga él a ti. Si salís con más gente podéis echar carreras haciendo que la otra persona se sitúe lejos . Saltar, tirarte al suelo, agacharte y colocarte a cuatro patas como él para imitarle... Todo eso son juegos que puedes hacer con tu perro para divertirle y ponerte en movimiento.

Si estamos en casa podemos jugar a las cosquillas, al escondite (nunca me imaginé que Kira fuera tan lista como para esperar a que me escondiera y venir corriendo a buscarme), hacer "búsquedas del tesoro" escondiendo premios por la casa e ir guiándole para que los encuentre... Son actividades que podéis hacer juntos y que no se limitan a acariciarle desde el sofá mientras ves la tele.

Salir a correr con mi perro, ¿es para mí?


Una de las actividades más divertidas y que más vínculos crean entre perros y amos es salir a correr juntos. Hay gente que saca a sus perros a correr con la correa corta de paseo, pero yo prefiero sacarla con el equipo de canicross, sobre todo por su seguridad. 

Si eres un corredor habitual no tendrás problema para compartir kilómetros con tu perro. Si no has salido nunca a correr, es mejor que comiences con caminatas ligeras para ir aumentando ritmo y distancia de forma progresiva. Recuerda que siempre eres tú el que debe adaptarse a la progresión de tu perro, y no al revés. De este tema hablaremos de forma más amplia en futuros posts.

¿Será mi perro apto para correr? Depende, por un lado de la raza del perro, y por otra de su carácter. Las razas de perro con el hocico chato, como los carlinos, no suelen ser aptas para la carrera, ya que puede costarles mantener el ritmo y la respiración. Igualmente, para los perros muy pequeños, como los miniatura, es difícil que compartan el deporte con nosotros. Si el perro es muy vago de por sí, no le hará mucha gracia que le saquemos a correr, naturalmente.

No compres, ¡adopta!

Aprovecho, ya que hablo de este tema, para recordar la importancia de la adopción de perros en lugar de la compra. Nuestras perreras y protectoras están literalmente llenas hasta arriba de perritos en distintas condiciones que esperan una casa de acogida o adopción. Hay perros de todas las razas, tamaños y edades esperando encontrar su sitio en una casa donde se les quiera. Estos perros son muy agradecidos y dan un cariño muy especial a sus dueños. Si estás pensando en compartir tu vida con una mascota, recuerda: no compres, ¡adopta!.

1 comentario:

  1. A los que tenemos niños nos ocurre lo mismo. El mío está todo el día para arriba y para abajo, y en el parque ya es una locura. Siempre he tenido en mente, poder elaborar unas rutinas de ejercicios con niños, grabarlas y subirlas a Youtube, crear un blog y poder monetizarlo. Me ayudas?

    ResponderEliminar