Beneficios estéticos de entrenar el tren superior (y cómo hacerlo)

9:00 Lady Fitness 0 Comments


Muchas veces, sobre todo las chicas nos centramos en trabajar de abdomen para abajo haciendo hincapié en glúteos y piernas y dejando de lado el tren superior. A pesar de que nuestra idea sea trabajar más las piernas para que se vean mejor, lo que conseguimos con esto es quedar desproporcionadas y descompensadas, por lo que todos nuestros esfuerzos son en balde.

Un ejemplo clásico es el de la chica que tiene las caderas anchas y que cree que a base de sentadillas y de lunges o de ejercicio cardiovascular puede hacerlas más pequeñas. En muchas ocasiones esto no depende de la grasa, sino de la forma de nuestra cadera o de la posición de los huesos, y por mucho que ejercitemos esa zona nunca cambia. Una mejor idea, sin embargo, sería la de trabajar el tren superior para tener unos hombros bien formados que compensen una cadera más ancha y, si tenemos la cintura estrecha, que contraste con esta última.

La importancia de un entrenamiento global

No podemos dedicarnos a entrenar solamente una parte de nuestro cuerpo por la sencilla razón de que somos un ente global: no van las piernas por un lado, los brazos por otro y la tripa por otro distinto. Todos los movimientos que realizamos, tanto en nuestra vida diaria como al practicar deporte, relacionan el tren superior con el inferior a través del core (la zona central), de modo que en mayor o menor medida, todo el cuerpo participa de ellos.

Los movimientos multiarticulares nos ayudan a trabajar el cuerpo en su totalidad ya que implican grandes grupos musculares de distintas zonas (incluyendo siempre el core o zona media) que trabajan de forma conjunta. Además, un entrenamiento a base de ejercicios multiarticulares suele ser más rápido que uno en el que tocamos cada grupo muscular por separado.

¿Qué ejercicios podemos hacer?

- Burpees: el ejercicio multiarticular con nuestro peso corporal por excelencia. Combina el trabajo explosivo de piernas (en el salto) con el trabajo de fuerza del tren superior y la estabilización de la zona media (en la flexión de pecho).

- Saltar a la cuerda: puede parecer un ejercicio simple, pero la verdad es que es un ejercicio de cardio muy exigente. Además de hacernos trabajar nuestro corazón y sistema respiratorio, de mejorar la circulación sanguínea y de trabajar el tren inferior, también entrenamos nuestros hombros y activamos nuestro abdomen para mantener una buena postura. Recuerda mantener los codos pegados al cuerpo y formando un ángulo de 90 grados.

- Cargadas: es la combinación de un peso muerto con un press de hombros y nos hace trabajar todo nuestro cuerpo. Aunque puedas mover un buen peso en el peso muerto no te vengas arriba: piensa que luego tendrás que empujar solo con los hombros.

Imagen | Pixabay

0 comentarios: