Beast Sensor: ¿por qué es importante conocer la velocidad a la que levantamos el peso?

19:11 Lady Fitness 1 Comments



La velocidad de los levantamientos es uno de los factores más importantes a tener en cuenta, y que pocos de nosotros valoramos, a la hora de entrenar. Es una de las cosas, además del número de series, repeticiones, cantidad de peso y técnica que nos hacen acercarnos a nuestro objetivo en el gimnasio.


Pero, ¿cómo podemos conocer la velocidad a la que hacemos un levantamiento? ¿Y cómo podemos evaluar si realmente es la más beneficiosa para nuestros objetivos? Para facilitarnos este trabajo disponemos de tecnología como los encoders a nivel profesional, y como los dispositivos personales y aplicaciones móviles a nivel amateur y personal. Dispositivos como Beast, que hemos probado: así es como se entrena con el sensor Beast.

¿Cómo funciona Beast?


Beast es un pequeño dispositivo, un poco más grande que un reloj de muñeca, que podemos usar para conocer la velocidad de nuestros levantamientos y adecuarla a los objetivos que queremos conseguir con ellos.
Este dispositivo, que se coloca en nuestro antebrazo a través de una muñequera imantada o sobre las placas de pesas a levantar, mide la velocidad de los ejercicios a través de tres sensores diferentes: un giroscopio, un acelerómetro y un magnetómetro.
Se carga mediante su entrada USB conectada a la corriente en un par de horas, y tiene una autonomía que nos permite entrenar unos 5 días a la semana. Se conecta vía bluetooth a nuestro teléfono móvil, y lo manejamos desde el mismo a través de su app gratuita para IOS y Android.
Los resultados de nuestro entrenamiento, una vez concluido, podemos verlos en su página web, donde dispondremos de nuestra propia cuenta personal: en ella se almacena toda la información relativa a nuestros entrenamientos y desde allí podemos diseñar nuestras propias rutinas.

¿Para qué me sirve conocer la velocidad de mis levantamientos?

Beast trabaja con algo conocido como velocity based training (VBT o entrenamiento basado en la velocidad): conocer la velocidad a la que estamos realizando un ejercicio nos permite saber si el peso que estamos utilizando es el adecuado para el objetivo que queremos conseguir.
Este es un concepto muy similar al del entrenamiento cardiovascular por zonas cardiacas: en lugar de basar nuestro entrenamiento en un valor absoluto como es el peso que movemos o el ritmo al que corremos (en el caso del entrenamiento de cardio), pasamos a basarnos en un valor personal y modificable en relación a las posibilidades de cada uno de nosotros, como la velocidad de levantamiento o las pulsaciones por minuto si hablamos del cardio.
Cada intervalo de velocidad del levantamiento se corresponde a un objetivo distinto, igual que pasa con el cardio. En carrera sabemos que si pasamos del 80% de nuestra frecuencia cardíaca máxima estamos entrenando en zona anaeróbica y esto nos hará mejorar en velocidad. Al levantar un peso sabemos que si lo movemos a una velocidad entre 0,34 y 0,45 metros por segundo, estoy mejorando mi fuerza máxima. Aquí podéis ver qué tipo de entrenamiento se corresponde con cada intervalo de velocidad.
Sabiendo esto, lo único que tenemos que hacer es adecuar el peso que movemos en nuestros levantamientos para moverlos a la velocidad necesaria y entrenar de esta forma en base al objetivo que queremos conseguir. Este es el dato que nos ofrece el sensor Beast.

Entrenando con el sensor Beast


Una vez nos hemos colocado el sensor en nuestro antebrazo y hemos seleccionado en la aplicación el ejercicio que vamos a realizar y nuestro objetivo concreto (fuerza, resistencia, velocidad, etc), comenzamos a levantar yen la pantalla del móvil podremos ver la velocidad a la que estamos levantando en tiempo real.
Una vez terminada la serie, avisamos a la app y esta nos dirá si estamos moviendo el peso adecuado para conseguir ese objetivo, si debemos aumentarlo o si tenemos que rebajarlo. Esto nos permite ir ajustando el peso en cada uno de los ejercicios que realizamos para adecuarlo a nuestros objetivos.
Otra posibilidad es la de diseñar nuestra propia rutina en la web antes de ir al gimnasio y descargarla en nuestro teléfono. De esta manera la app nos irá diciendo qué ejercicio tenemos que hacer, cuántas series y repeticiones, además de si el peso que movemos es el adecuado.
Una vez terminado nuestro entrenamiento, lo descargamos en la web donde podemos ver cómo ha sido la ejecución de cada repetición de cada uno de los ejercicios: si hemos llevado una velocidad constante, si el movimiento ha sido fluido, si la técnica ha sido buena, etc. Un montón de factores que nos pueden ayudar a levantar mejor y de manera más efectiva.
El sensor Beast es una buena ayuda para periodizar nuestro entrenamiento, para llevar un registro exhaustivo de los mismos y para maximizar nuestros resultados: cuantos más datos conozcamos sobre nuestra forma de entrenar, más podremos afinar en cuanto a entrenamientos y resultados.
El sensor Beast se puede adquirir en su página web al precio de 249 euros. Podéis adquirirlo con un 5% de descuento introduciendo el código BEASTLF5.

1 comentario:

  1. Buen análisis. Yo tengo el beast sensor desde hace pocos 4 meses y aunque aún no lo he exprimido al máximo estoy bastante contento. Aun así, hay que saber sacarle el partido adecuado, porque algunas repeticiones no quedan registradas. En el press de banca es donde peor me funciona, aunque es pillarle el truco y saber como hacer el movimiento. Por ejemplo, el movimiento tiene que ser en el mismo plano y rectilíneo, no puedes haber cambios de sentido en el momento de cambio de fase concéntrica a excéntrica demasiado bruscos y sin una ligera pausa entre fases...

    Un saludo!
    Fabio

    ResponderEliminar