Esto es todo lo que me ha enseñado entrenar para una maratón

17:24 Lady Fitness 1 Comments



Estamos ya a escasos días del "día D": el 23 de abril correré mi primera maratón, y no podría hacerlo en otro sitio que no fuera mi ciudad, Madrid, con sus cuestas (que tanto me gustan, aunque me pasen factura), con su gente animando, con su espectacular recorrido y con el día de sol y calor que parece que nos acompañará durante los 42 kilómetros.

Llevo ya muchos meses entrenando de forma específica para la maratón, y no voy a negar que a estas alturas me encuentro un poco cansada. Es una mezcla extraña de sentimientos: por momentos estoy deseando que llegue ya el día de correr, pero de repente me entra el miedo a no hacerlo bien, a quedarme por el camino, a que la rodilla no responda o a pasarlo demasiado mal y querer bajarme antes de tiempo. Supongo que es una sensación que acompaña a la mayoría de los maratonianos en su estreno.

Si a algo me ha dado tiempo durante todos estos meses es a aprender, y además a aprender de todo y de todos. Allá va un resumen de lo más importante: todo esto (y cosas que, seguro, me dejo por el camino) es lo que me ha enseñado el entrenamiento de la maratón.

- El running te devuelve exactamente lo que tú le das: ni más, ni menos. Lo que inviertes en tus entrenamientos es lo que estos te devuelven con el paso del tiempo. De ahí la importancia de la constancia, el trabajo día sí y día también y la actitud positiva ante un reto, para mí, tan grande.

- Hay días buenos y días malos, pero no desesperes: el cuerpo no siempre responde igual ante el estímulo del entrenamiento. Hay días en los que todo sale a pedir de boca, y eso es genial, mientras que hay otros en los que el entrenamiento más sencillo te puede costar la vida entera. Pero le echas huevos y lo terminas. Quédate con eso: de eso es de lo que te tienes que acordar mientras estás corriendo los 42 kilómetros.

- Mind over matter, la mente sobre la materia: la maratón es una carrera en la que el trabajo de la cabeza es igual o más importante que el de las piernas. Por norma general, si has entrenado bien, las piernas aguantan; pero como la cabeza diga que no sigue, amigo, estás perdido. Trabajar la mente quizás haya sido la parte más difícil de todo el entrenamiento estos meses: actitud positiva, sonrisa y adelante.

- Mejor en buena compañía: yo antes era más partidaria de entrenar sola y a mi bola... Hasta que han llegado las tiradas largas de más de 15 kilómetros, claro. Esas tiradas que, si vas sola se te hacen eternas, hacerlas en buena compañía son un placer. He tenido la enorme suerte de encontrar a gente que, o bien corría a mi mismo ritmo, o bien han sido tan majos de animarse a llevar mi trote de tortuga durante distancias bastante largas, ya hayan sido carreras o salidas de entrenamiento. A todos vosotros, que ya sabéis de sobra quiénes sois, ¡gracias por hacerme el camino más ameno y por darme tantos consejos bonitos!

Como digo, me dejo cosas por el camino, pero estas son las más importantes a nueve días de la maratón. Ahora solo queda descansar, confiar, mantenernos muy positivos y coger esos 42 kilómetros con muchas ganas para triunfar el día 23 de abril.

Felices kilómetros a todos, ¡y a por ello!

1 comentario:

  1. Esto se podría extrapolar a tantos aspectos de la vida... Me ha encantado. Te mereces gozar tu primera maratón. A por todas, lady!

    ResponderEliminar